Cómo gestionar las redes después de tu muerte: Cuenta de legado en Facebook

Cuenta de legado Facebook |Maria en la red

Una nueva funcionalidad en Facebook ha aterrizado en Europa. No es nueva, ya estaba implantada en Estados Unidos, pero a partir de ahora ya podemos hacer uso de ella al otro lado del Atlántico.

Se trata de la Cuenta de legado, un paso más allá de los perfiles “en memoria de…” que hasta ahora se podían solicitar. Es una manera de escoger en vida al heredero de tu cuenta.

¿Qué podrá hacer este heredero?

Facebook ha denominado a la persona que designes ‘Contacto de legado‘. El servicio de ayuda de la red nos lo define claramente y nos indica todas aquellas funciones que podrá y que no podrá ejercer.
Entre ellas, puede responder a solicitudes de amistad, actualizar tu foto de portada y de perfil o fijar una publicación en tu perfil, por ejemplo, para compartir tus últimas palabras o para proporcionar los datos de tu funeral. También podrá descargar el contenido de tu perfil de Facebook (fotos, posts, etc.)

Lo que no podrá hacer, en una maniobra de Facebook para proteger tu intimidad una vez fallecido, es leer los mensajes privados, así como enviar; eliminar publicaciones, fotos y personas de tu lista de amigos.

Legado en Facebook |Maria en la red

Cómo establecer un contacto de legado

Puedes establecerlo ya mismo desde las opciones de Seguridad en la Configuración de tu perfil.
Verás que hay una nueva opción llamada ‘Contacto de legado‘.

Legado en Facebook |Maria en la red

Puedes incluir a alguien que ya esté en tu lista de amigos. Esta persona, a no ser que se lo comuniques tú previamente (puedes hacerlo a través de la propia herramienta), se enterará de su nombramiento el día que tu cuenta en Facebook pase a ser conmemorativa.

También puedes escoger que directamente tu perfil se elimine de forma permanente.Legado en Facebook |Maria en la red

Recuerda que tu heredero en Facebook no podrá eliminar fotos… Por lo tanto, si no quieres que una vez muerto se te recuerde por esa foto en la que estás de fiesta y no sales especialmente favorecido… ¡Ves borrándola ya en vida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *