La movilización en redes sociales: Mic, el muñeco que busca a su dueña

Mariona, hem trobat el teu Mic | Maria en la redNo hace falta tener niños, basta con rememorar la propia infancia, para darse cuenta de la tragedia que puede suponer para un pequeño el perder su muñeco favorito. Ese que oculta su color original bajo una capa de barro, migas de galletas y restos de salsa de tomate. No, no intentaba hacer un anuncio de detergente, únicamente ilustrar la ajetreada vida de los fieles compañeros infantiles.

Pues bien, el otro día me topé en Facebook con un Me gusta que había hecho una amiga en una página llamada Mariona, hem trobat el teu Mic.

¿Quién es Mic?


mic tv3Para quien no lo conozca, Mic es un muñeco entrañable de la televisión catalana. Es dulce, naranja, lento, suave, y destinado a niños muy pequeños, en edad preescolar. Es uno de los primeros personajes que muchos niños conocen y en consecuencia, uno de sus primeros compañeros de juegos y sueño. Porque prácticamente todos acabamos comprando uno.

La persona que administra esta página explica que recientemente han estado de viaje en familia en París, y el conductor que los llevó al aeropuerto, al ver que ellos llevaban un Mic, les explicó que él tenía uno en el maletero desde hacía un par de meses, que una pasajera lo había olvidado y que él no sabía qué hacer. Sabiendo de dónde venía, tal vez esta familia podría hacer algo por devolverlo a su propietaria… Su propietaria, Mariona, cuyo nombre está escrito a mano en la etiqueta del muñeco.
De modo que esta familia regresó a su hogar con la determinación de reunir de nuevo a Mic y a Mariona.

Cómo encontrar a Mariona

¿Qué mejor manera de divulgarlo que a través de las redes sociales? Para ello, crearon una página en Facebook.
Cuando yo lo twitteé, llevaban 263 likes. A la mañana siguiente, cuando le expliqué el caso a mi jefe como ejemplo de viralización, superaba ya los 5.000. Y en este momento, 4 días después, se acerca a los 9.000.

mic twitt

Viralización

La historia tiene los ingredientes necesarios para llegar a las emociones de la audiencia: es una historia sencilla, cotidiana, nos podría pasar a cualquiera. Tiene la cercanía de conocer al personaje, su fama, y que a quien buscamos, es una niña. Nos sale el espíritu de protección y la ternura a partes iguales.
Y le añadimos que con el trabajo común, podemos lograr un objetivo marcado. Sólo con un clic participamos en algo cuyo éxito sentiremos como nuestro.

Las métricas

Prácticamente todas sus publicaciones tienen más de 300 me gusta y muchas de ellas han sido compartidas más de 100 veces. Y en todas ellas hay comentarios, una interacción que requiere más esfuerzo por parte de la audiencia.

Pero hablando en cifras, para verlo mejor: las últimas diez publicaciones de la página suman 6.211 likes, 664 shares y 356 comentarios. Entre los máximos destacan los más de 1.600 likes que obtuvo el decir que iban a salir en TV y las casi 190 comparticiones de la noticia en prensa online.

La gente viraliza, y consigue viralizar más sin darse cuenta mientras celebra que ha logrado viralizar.

Vamos, ¡un engagement y un applause rate que ya quisieran muchas marcas!

  

La historia ha llegado a oídos de radios y programas de televisión que se han hecho eco de ella, así como de prensa escrita, sin embargo, Mariona aún no ha aparecido.
Ha habido una falsa alarma pero no era ella.

Algunos usuarios plantean divulgar esta historia a otras regiones geográficas, empezando por el mismo París. ¿Y si Mariona vivía en París y no en Catalunya?

mic maria
Éste es el Mic que tenemos en casa.

Otras iniciativas similares

Indagando en la red, he encontrado que la compañía ferroviaría británica First Great Western ha puesto en marcha el programa Teddy Rescue, con el fin de agrupar en una página todos los muñecos extraviados para poderlos devolver a sus pequeños dueños.

Teddy Rescue |Maria en la red

¡Espero que muy pronto Mic y Mariona puedan reunirse de nuevo!


One thought on “La movilización en redes sociales: Mic, el muñeco que busca a su dueña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *