Gadgets: Petzi Treat Cam

"¡Quiero comer! ¡Quiero comer! ¡Quiero comer!"
“¡Quiero comer! ¡Quiero comer! ¡Quiero comer!”

Tener un perro aporta muchos beneficios. Está demostrado que los niños que crecen con mascotas tienen menos alergias y riesgo de padecer asma. Además, la salud mental también mejora porque disminuye la sensación de soledad y nos obliga a salir un rato cada día, por lo que además es una idea fantástica para gente mayor.

Pero también conlleva responsabilidades, e implica dedicar un tiempo diario en sacarlo a pasear, jugar con él, y por supuesto, ¡no olvidarnos de darle de comer! Pero quien tenga o haya tenido perro, sabe que hambre, lo que es hambre, no pasan.

Lamentablemente, en la mayoría de casos, muchos perros han de pasar horas solos en casa mientras sus amos trabajan fuera de ella. Y desde la oficina, piensas en qué estará haciendo y que ojalá pudiésemos verlo por un agujerito.

Luego llegas a casa y te falta un trozo de zapato, tres calcetines, dos discos de vinilo y la esquina de un sofá, y ya sabes qué estaba haciendo.

La domótica, esta fantástica disciplina que está automatizando nuestro hogar, tiene un invento muy interesante para todos vosotros: la Petzi Treat Cam.

Conectada al wifi de tu hogar y controlada desde tu smartphone, la Petzi Treat Cam tiene pinta de ambientador a pilas, pero en vez de lanzar fragancias, capta escenas. También emite sonido, puedes hablarle y ver cómo reacciona. Y además, ¡lanza premios! Así, mientras te tomas el café a media mañana, puedes jugar con tu mascota.

petzi treat cam en estantería

¿Qué hace la Petzi Treat Camy cómo funciona?

Primero de todo, debes colocar la Petzi Treat Cam en un lugar bajo (a no ser que tengas un caballo), para poder tener un mejor campo de visión. Piensa que la cámara enfoca al frente. No debe tener nada en frente para que pueda salir el premio.

petzi pared

Puedes colgarla en la pared, fijarla a una estantería o atarla a la pata de una mesa. El dispositivo viene preparado para estas tres opciones, tal y como se ve en el siguiente vídeo:

 

La Petzi se conecta a la corriente para poder funcionar, y la carcasa blanca se retira para que puedas cargar el depósito de golosinas para tu mascota.

Has de instalar un app en tu smartphone con la que podrás controlar las diferentes funciones de Petzi:

petzi treat cam app
Ver (See): Con esta función se activará la cámara y te mostrará qué está pasando en tu hogar.
Capturar (Snap): ¿Está durmiendo como un angelito? Hazle una foto, va.
Habla (Speak): Cómo, ¿que se está comiendo la otra zapatilla que dejó intacta? ¡Corre, dile que pare!
Recompensar (Treat): Con esta funcionalidad, dispararás uno de los premios que has puesto en la máquina.

petzi treat cam caja

Como una imagen vale más que mil palabras, para que veas más claro su funcionamiento aquí tienes el vídeo oficial de Petzi Treat Cam.

Tiene buena pinta, ¿verdad?

Petzi Social Petwork

wtf
“Ya está otra vez con una de sus frikadas…”

Como es lógico, cuando tienes un gadget tan molón quieres compartir la noticia con todo el mundo, y te pasas el día enseñándoles a todos la pantallita del Gran Hermano Pets que tienes montada en casa.

Al principio a la gente le hace gracia, pero al cabo de una semana empiezan a mirarte raro y creen que tienes una adicción o algo. Los niños de la familia seguirán pidiéndote que conectes la cámara para hacer sentar a tu perro desde la distancia y para ver cómo corre a por su premio… Pero es posible que los que pasan de la veintena te miren raro y estén a punto de
Pues no problem, porque Petzi es tan friki que ha desarrollado también una red social para que compartas las fotos que haces de tu mascota con otros usuarios. ¡Los PetziUsers unidos, jamás serán vencidos!

petzi red social

 

Si queréis la Petzi Treat Cam podéis comprarla aquí por $169,99. Al cambio actual son poco más de 150€.

 

 

petzi otis

 

* Le dedico este post (que aclaro que no es patrocinado), a nuestro desaparecido miembro de la familia, Otis, que la verdad es que se entretenía muy bien solo, como podéis ver en esta imagen. Aunque si hubiésemos podido ver si realmente se pasaba el día así, hubiese estado bien.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *